SARquavitae, detalles que marcan la diferencia