Noticias


SARquavitae celebra el Día Internacional de la Mujer Rural

noticia teleasistencia enriqueta1

Con motivo de la celebración el pasado día 15 de octubre del Día Internacional de la Mujer Rural, los Servicios de Teleasistencia de Madrid y Sevilla han querido aprovechar la ocasión para felicitar telefónicamente a todas esas mujeres cuya contribución, a menudo silenciosa, ha resultado esencial para el desarrollo productivo, familiar y social de su entorno.

Para ahondar más en el tema han querido reflejar el testimonio de dos de esas mujeres que ejemplifican el esfuerzo y el tesón para salir adelante. Les han preguntado cómo ha sido su vida y qué les ha aportado el Servicio de Teleasistencia del que disfrutan en la actualidad.

noticia teleasistencia enriqueta

Así, podemos hablar de Dª. Enriqueta Morera, de 71 años y vecina de Altrón, un pueblo del término municipal de Sort en Lleida, desde 1963, año en el que se casó y se trasladó a vivir allí.

Dª. Enriqueta cuenta que cuando se trasladó a Altrón, pudo comprar la casa, la cuadra y los campos porque habían vendido todo lo que tenían previamente: “Trabajábamos de sol a sol y yo complementaba los ingresos con trabajos en la hostelería los fines de semana y festivos.”

A los 50 años Dª. Enriqueta enviudó y decidió vender todos sus animales, alquilar los terrenos y trasladarse a Barcelona, en donde estuvo trabajando durante 13 años cuidando a personas mayores: “Me cansé de aquello y volví a Altrón, en donde estuve otros 2 años con la misma ocupación hasta que a los 65 años me jubilé”.

Actualmente, Dª. Enriqueta es una persona muy activa: “Cuido un huerto, viajo cuando puedo, utilizo mucho el ordenador…¡hasta tengo Facebook!, hago conservas y no tiro nada, todo lo aprovecho”.

Cuando se le pregunta por la situación actual de la vida rural, Dª. Enriqueta lo tiene claro: “No hay vida en el campo, se tendría que evolucionar más. El Estado tendría que procurar subvencionar a los jóvenes para trabajar en el medio donde están, donde viven, ya que si no, se van a marchar todos.”

Actualmente, Dª. Enriqueta dispone de un servicio de Teleasistencia móvil desde mayo de 2013. Al haber sido cuidadora de personas mayores, confirma que es una gran ayuda: “Me da tranquilidad y funciona muy bien. Mis hijas lo ven muy útil por si me pasa alguna cosa, ya que ellas viven lejos y así me podrían atender rápido.”

“Un día, al principio de tener la Teleasistencia móvil, me lo llevé al campo para probarlo. No creía que me pudieran localizar, pero pulsé el botón y me dijeron exactamente dónde estaba. ¡Me tenían localizada!” Dª. Enriqueta se ríe cuando recuerda esto, ya que le parecía una idea imposible. De esta manera, la tranquilidad que tanto ella como su familia sienten con el servicio se ve ampliada, ya que le permite poder seguir haciendo su vida tal y como a ella le gusta: viajar, salir a disfrutar de las tareas del campo y el huerto…en definitiva, continúa con su vida de forma independiente.

Otro testimonio con el que pudimos contar en este día fue el de nuestra usuaria Dª. Carmen Lora Muñoz. Carmen tiene 73 años y es vecina de Pilas, municipio de Sevilla.

noticia teleasistencia carmen

Dª. Carmen cuenta que empezó a trabajar con tan sólo seis años para ayudar a su familia, “trabajaba con los borricos sacando tierra de los ríos y arroyos para las obras, sembrando en la isla del arroz metida en agua y fango”.

Dª. Carmen enviudó hace 16 años. Actualmente vive sola en su casa y es allí donde tiene su propia tierra con árboles frutales, animales, huerto… “en mi casa me he preparado lo que anhelaba toda la vida”. Su finca es su sueño. Muy ilusionada detalla todos los árboles frutales y animales con los que cuenta, como naranjos, aguacates, ciruelos, gallinas, pavos reales…

Estas tierras las trabaja diariamente ella sola. Cuenta que fue su marido el que le enseñó todo lo que sabe y hoy en día gracias a los frutos de su trabajo diario tiene unos ingresos extras.

Dª. Carmen es usuaria de nuestro servicio de Teleasistencia fija desde el año 2000. Ella lo describe como “tranquilidad absoluta”. Muy emocionada relata cómo hace un año sufrió un ictus y gracias a la actuación del servicio de Teleasistencia se movilizaron rápidamente a los servicios sanitarios sin padecer consecuencias más graves.

Pese a este percance en su vida, sigue siendo una persona muy fuerte, activa, autónoma y que disfruta de su trabajo diario y concluye la entrevista diciendo que “el campo es lo que le da la vida”.

Puedes ver aquí el vídeo que ha grabado el equipo de Teleasistencia Sevilla.