Noticias


SARquavitae Capdepera recoge la opinión de sus residentes en una publicación con motivo de su V Aniversario.

Capdepera2

Con motivo del V Aniversario del centro residencial SARquavitae Capdepera, el equipo del centro solicitó a los residentes sus opiniones sobre la vida en el centro. El resumen de lo recogido se expuso en un bonito relato que pudieron compartir con familiares, amigos y profesionales. Algunas de las opiniones más bonitas fueron:

“Nuestra residencia cumple 5 años. Según el diccionario, residencia es un término que procede del latín residens y que hace mención a la acción y efecto de residir, es decir, estar establecido en un lugar. Aunque para nosotros es esto y mucho más…”

“Hablo en voz de los demás residentes cuando digo que SARquavitae Capdepera es nuestra casa, nos sentimos como en casa”

“Nos gusta mucho el lugar donde está la residencia, su calma, con sus vistas a la playa, aunque un poco alejado del pueblo, podemos pasear por sus jardines y en los días de verano, disfrutar conversando sentados en los bancos”.

“Las habitaciones, los comedores y las salas de la televisión son bonitos, confortables, cómodos y amplios. Son el lugar perfecto para descansar y pasar el tiempo, tranquilos y relajados, en compañía de otros residentes”.

“No nos falta nada, podemos hacer muchas actividades, aunque no siempre nos apetece, nos dan la posibilidad de asistir. Hay gimnasia, bingo, relajación, taller de memoria, cine, paseos,… También salimos, vamos al mercado medieval, grabamos un programa de radio, damos una vuelta por el pueblo, vemos exposiciones, tomamos café, visitamos la biblioteca y muchas cosas más. ¿Alguien diría que nos aburrimos?”

“Aquí nunca estamos solos siempre hay alguien con quien poder hablar, son muchas las personas que trabajan en esta residencia. Son discretos, nos cuidan, nos ayudan en todo, nos tratan bien, nos escuchan, nos entretienen, nos hacen reír y nos dan una mano cuando la necesitamos”.

“Aunque se echa de menos nuestro pueblo, los amigos y la familia. Así es como vivimos aquí, en nuestra casa…”