Noticias


Residentes de SARquavitae Fuentesol (Alhaurín de la Torre) aprenden inglés

face fuentesol iniciacion ingles

Desde el 15 de noviembre del 2013 un grupo de residentes de SARquavitae Fuentesol están aprendiendo y estudiando inglés con excelentes resultados. Al mismo tiempo que aprenden un nuevo idioma, los mayores mejoran el área anímica y cognitiva.

El Taller se realiza en dos sesiones por semana, de 60 minutos cada una. El grupo de “estudiantes” tiene actualmente una media de edad de 81,2 años, y oscila desde los 59 de la más joven hasta los 97 de la más longeva. La clase está compuesta por doce mujeres y dos hombres. La mayoría casi no han tenido posibilidad de ir al colegio o continuar una formación superior y apenas sabían inglés o muy poco, algunos tienen déficits sensoriales (presbicia). Sin embargo, todos tienen algo en común: deseos e ilusión por aprender y pasárselo bien en grupo.

Esta idea nace y se desarrolla en el Departamento de Psicología del centro, con su responsable Tomás Mancilla al frente. El curso se plantea con una doble intención: por un lado, romper el estereotipo basado en la idea que una persona mayor que vive en una residencia no es capaz de aprender cosas nuevas y, por otro lado, ofertar una terapia nueva y estimulante para ellos.

A día de hoy se ha conseguido que los mayores adquieran vocabulario en inglés relacionado con: los números, colores, animales, alimentos, saludos y despedida, objetos cotidianos, partes del cuerpo, etc. Los más avanzados se atreven incluso a componer frases. Todos saben cantar cumpleaños feliz y más de un villancico que cantan delante de sus compañeros en navidades.

Desde el punto de vista psicológico los beneficios han sido múltiples: conocer otra cultura distinta, mejora de autoestima y afán de superación, feedback y refuerzo social al practicar lo aprendido en clase con sus hijos, nietos e incluso biznietos y estimular las capacidades cognitivas implicadas en el aprendizaje de un nuevo idioma (atención, concentración, memoria inmediata, reciente, remota, orientación espacio-temporal).

Para todos sin duda es una experiencia muy gratificante y altamente motivadora por el logro alcanzado. Los mayores se sienten muy orgullosos por haber demostrado a sus familias y compañeros que, a pesar de las dificultades sensoriales, cognitivas, emocionales y la edad; la motivación, ilusión el interés han podido más.