Noticias


Las jornadas de SARquavitae en Pamplona debaten sobre terapias innovadoras para mejorar la calidad de vida de la persona con discapacidad intelectual

_MG_4002

SARquavitae, la mayor plataforma integral especializada en servicios de atención a las personas con dependencia en España, ha dedicado una Jornada SARquavitae a debatir y a exponer avances sobre la atención a las personas con discapacidad. Los expertos han coincidido en que el principal objetivo de este tipo de terapias es conseguir dotar de mayor autonomía a la persona. La jornada ha contado con el patrocinio de Sodexo y la colaboración de la Fundación del Colegio de Médicos de Navarra.

La atención a las personas con discapacidad intelectual ha evolucionado mucho durante estos años. En sus inicios, estas personas eran apartadas de la sociedad y se les ofrecía una atención meramente asistencial. Actualmente, está centrada en la realización de la persona y la consecución de sus objetivos vitales, su calidad de vida y su máxima integración social.

La neuropsicóloga del Instituto Guttman, Dra. Rocío Sánchez-Carrión, ha explicado que “actualmente hay innovadoras terapias de rehabilitación neuropsicológica, que permiten llevar a cabo tratamientos más personalizados con las personas con discapacidad intelectual y que les ayudan a promover su autonomía personal y conseguir, en definitiva, una mayor calidad de vida”.

Según la FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual), organización que agrupa 891 entidades españolas a favor de las personas con discapacidad intelectual, en España se estima que más de un 1% de la población tiene discapacidad intelectual. El 50% de estas personas tiene síndromes reconocidos de origen principalmente genético, entre los que destacan el síndrome de Down y el síndrome del X frágil (SXF). Las causas de origen no genético son más difíciles de precisar, ya que pueden producirse durante el embarazo, el parto o en los primeros años de vida.

Se calcula que de la población total de personas con discapacidad intelectual, aproximadamente el 87% registra capacidad leve, el 10% tiene discapacidad moderada y sólo el 3% tiene discapacidad severa o seria.

Personalidades destacadas en las Jornadas

La inauguración de la Jornada SARquavitae ha ido a cargo de la directora gerente de la Agencia Navarra para la Dependencia, Concepción Puyo, acompañada por el presidente de SARquavitae, Higinio Raventós, y por la directora de la división de centros residenciales y centros de día SARquavitae, Olga Alonso.

Según Concepción Puyo, “es importante que se lleven a cabo jornadas como las de hoy para poner en común conocimientos técnicos desarrollados en la atención a la discapacidad intelectual. Asimismo, es esencial centrarse en poder ofrecer servicios de calidad en la atención a este tipo de personas”.

El presidente de SARquavitae, Higinio Raventós, ha explicado el extenso programa de Jornadas SARquavitae que la compañía realiza por todo el Estado. Raventós comentó que “estos encuentros de expertos, como el de hoy, tienen el objetivo de fomentar la sensibilización social y contribuir en la formación de profesionales que atienden a personas con discapacidad intelectual o con cualquier otra dependencia”.

La clausura del acto la ha realizado la concejala de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Ana Lezcano, y la Adjunta a Dirección General de SARquavitae, Dulce Fontanals, que incidió en la importancia que tiene la ética en la praxis asistencial en la atención de las personas con dependencia.

SARquavitae en Navarra

Actualmente, SARquavitae gestiona siete centros propiedad del Gobierno de Navarra destinados a la atención de personas con discapacidad, con un total de 357 plazas. De estas plazas, 251 están en centros residenciales, 62 en centros de día y 44 en pisos funcionales. SARquavitae ofrece 450 puestos de trabajo en la zona.

Los recursos del Gobierno de Navarra, gestionados por SARquavitae, en la Comunidad son tres pisos funcionales en Estella, Pamplona y Tudela, centros residenciales y de día para personas con discapacidad psíquica severa o profunda (Centro de Día Monjardín en Pamplona, Centro Oncineda en Estella y Centro Valle del Roncal en Pamplona), así como un centro para personas con una grave discapacidad física, el Centro Infanta Elena (Cordovilla).