Noticias


La residencia SARquavitae Stella Maris especialista en la atención a personas sordas

Una de las características de la deficiencia auditiva es que no se aprecia a primera vista. La otra, muy específica del sentido del oído, es que afecta directamente a un elemento fundamental en las relaciones humanas: la comunicación mediante las palabras. Si se unen ambas se evidencian las dificultades de comprensión que puede tener una persona con discapacidad auditiva si sus interlocutores no son conscientes de esa discapacidad.
Esta dificultad comunicativa afecta a todos los ámbitos de la vida de las personas sordas, incluso de aquellas más mayores que requieren de atención social y sanitaria dada su situación de dependencia. Es por ello, que la residencia de mayores SARquavitae Stella Maris, la Asociación de Sordos de Santander y Cantabria y Audifonorte han trabajado conjuntamente para la adaptación del centro residencial a las personas mayores con discapacidad auditiva, de forma que dispongan del recurso asistencial con las mejores garantías de calidad y confort.
La adaptación del centro SARquavitae Stella Maris a las necesidades de las personas con sordera, con una oferta de 96 plazas y una plantilla de 56 trabajadores, se basa en la actuación a dos niveles: a nivel estructural y a nivel de personal.
En el campo estructural, el centro residencial ha instalado emisores inalámbricos conectados a la red eléctrica, en salas, habitaciones, comedores, pasillos y zonas comunes. Los técnicos de Audifonorte adecuaron las instalaciones con avisadores lumínicos conectados a la alarma sonora. De este modo, los residentes sordos llevarán consigo un receptor individual que recogerá las señales de los dispositivos fijos y les avisará cuando sea necesario, ya sea a causa de una alarma o una llamada de teléfono, por ejemplo.
En cuanto al personal, gran parte de sus profesionales ya ha participado, además de en la jornada de formación, en una programa de formación en el lenguaje de signos para poder asegurar una comunicación óptima y fluida con los residentes sordos.