Noticias


El Club de Futbol Constança homenajea a Tomeu Salas Ribot, residente del centro residencial SARquavitae Can Carbonell (Marratxí).

Can Carbonell_3

En el centro SARquavitae Can Carbonell, el club de fútbol Constància de Inca ha rendido un sentido homenaje a su jugador más antiguo. Tomeu Salas Ribot, que acaba de cumplir 92 años y vive junto con su esposa en el centro Can Carbonell de Marratxí fue el jugador más antiguo y el más “barato” del equipo ya que fichó el 1 de marzo de 1940 a cambio de una gabardina.

Una representación del Constància, con su gerente Miguel Prats, su directivo Guillem Batle y su encargado de material, Roque Orellana, asistió al homenaje junto con el periodista deportivo Miquel Vidal. El acto fue entrañable, el Salón de Actos estaba al completo y todos los residentes, acompañados de los técnicos y profesionales del centro se sumaron al merecido homenaje a un histórico jugador. A Tomeu se le saltaron las lágrimas. No se esperaba una muestra de cariño y afecto como le ha proporcionado el Constància.

Tomeu Salas jugó con el Constancia la famosa promoción para ascender a Primera División en 1944, en el equipo que se enfrentó al Deportivo de la Coruña en el Estadio de Chamartín, hoy en día, estadio Santiago Bernabéu. Tras sus éxitos en el Constància, Tomeu Salas dio el salto a la Península para jugar en la élite con el Hércules de Alicante, Celta de Vigo donde coincidió con Miguel Muñoz, el ya fallecido exseleccionador español; y Murcia, desde donde retornó a casa para jugar con el Mallorca.