Noticias


El CEO de SARquavitae, Jorge Guarner, analiza el desafío demográfico y la sostenibilidad del Estado de Bienestar en el foro de PwC e IE Business School

• “Si no hacemos sostenible la atención sociosanitaria, el sistema se colapsará”, ha añadido el Consejero Delegado- Director General de SARquavitae

• “El progresivo envejecimiento de la población significa un problema para la sociedad incluso más grave que el cambio climático”, ha afirmado Jorge Guarner

“El mayor reto al que se enfrenta el Estado hoy en día es garantizar la calidad de vida de la población ante el cambio demográfico en el que estamos inmersos” Así lo ha afirmado el Consejero Delegado- Director General de SARquavitae, Jorge Guarner, en una charla organizada por PwC e IE Business School en Madrid. El directivo ha explicado que “los recortes han agotado su recorrido, sólo cambiando el modelo sanitario y asistencial conseguiremos que sea sostenible”.

Durante la charla, titulada “¿Qué pasa con el envejecimiento de la población? El desafío demográfico en España y la sostenibilidad del Estado del Bienestar”, Jorge Guarner ha explicado como el progresivo envejecimiento de la población significa un problema para la sociedad “incluso más grave que el cambio climático”.

De hecho, según Guarner, casi el 70% de los recursos sanitarios se consumen en los últimos 6 meses de vida y en pacientes crónicos, casos muy vinculados al envejecimiento. “Aquí es donde juegan un papel clave los especialistas en la atención sociosanitaria, como SARquavitae con su plataforma de servicios”, ha explicado.

Para Guarner, es importante advertir que el problema reside sobre todo en nuestro modelo sanitario y asistencial, ya que “es ineficiente, tanto para la atención a los enfermos crónicos como también para promover, estimular y asegurar una vejez activa e independiente y debería estar en la agenda política como tema prioritario”. Asimismo, Guarner ha subrayado que “aunque a menudo los gobiernos evitan el problema al considerarlo un tema molesto y no prioritario, su abordaje es tan urgente que si no hacemos nada al respecto, el sistema se colapsará”.

En este sentido, el Consejero Delegado- Director General de SARquavitae ha explicado que “las personas mayores con algún grado de dependencia necesitan un seguimiento coordinado entre diferentes especialistas y no atenciones puntuales. Éste es el modelo a seguir y es el que se está implantando en muchos países Europeos. En ellos, la administración planifica la atención y la financiación del sector adecuadamente, fomentando la atención continuada mediante la creación de plazas residenciales, de convalecencia, rehabilitación y de crónicos, así como la teleasistencia y los servicios de atención domiciliaria, para evitar el colapso de los sistemas de atención sanitaria y para adaptar la atención a las necesidades y preferencias de las personas y sus familiares”.

La clave de este nuevo sistema, ha avanzado, es que, además de ser capaz de proporcionar una asistencia y un cuidado mejores y más efectivos, también conlleva un menor gasto público: el precio de una cama de hospital es cinco veces superior a una cama de un centro sociosanitario. “Si cuidamos a los mayores en centros y servicios especializados y acreditados, garantizaremos un mayor bienestar y la conservación de su independencia a la vez que lograremos incrementar la eficiencia”, ha concluido Guarner.

España, segundo país del mundo en población más envejecida

Es especialmente relevante el caso de España, el segundo país con la población más envejecida del mundo, sólo por detrás de Japón donde, en palabras de Jorge Guarner, “si al envejecimiento le sumamos la baja natalidad, el paro y la caída de cotizaciones en la Seguridad Social, estamos ante un gran problema que requiere de valentía para ofrecer soluciones eficaces y sostenibles; en los últimos 50 años la esperanza de vida se ha prologado de una manera muy rápida. Hoy vivimos entorno a los 82 años y se calcula que los recién nacidos vivirán más de 100 años”.

Las cifras también avalan este análisis, puesto que a día de hoy más del 17% de la población española supera los 64 años de edad y según los expertos se trata de una tendencia al alza: “en 2050 va a ser el 30% y, de ellos, una tercera parte superará los 80 años. Además, en 2050, sólo habrá 1,7 personas activas por cada persona mayor, cuando a día de hoy la proporción es de 4 a 1”, ha señalado Jorge Guarner.