Noticias


El Ayuntamiento de Santander y SARquavitae colaboran en la detección de personas en situación de vulnerabilidad

SARquavitae mediante su gestión del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Santander colaborará en el nuevo proyecto del consistorio orientado a la atención a personas en situación de vulnerabilidad con el fin de evitar estados de abandono y aislamiento entre personas mayores o en situación de dependencia, que vivan solas y que carecen de apoyo sociofamiliar estable. Una especie de «red para detectar situaciones de alto riesgo», como lo definió el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, al presentar dicho proyecto.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, a quien acompañaba el concejal de Servicios Sociales, Antonio Gómez, se reunió en el Palacio de La Magdalena con representantes de asociaciones de vecinos y de distintas entidades que trabajan en el ámbito sanitario y asistencial, con el fin de implicarles en este proyecto para crear la referida «red mallada». Según comentó el alcalde, todos estos colectivos formarán un «altavoz social» que permitirá detectar las «situaciones muy complejas» a las que han llegado muchas personas como consecuencia de la actual crisis económica.

Por el momento, la Concejalía de Familia y Servicios Sociales ha analizado la situación de 4.000 personas mayores de 65 años que son beneficiarios de los distintos servicios municipales de asistencia, entre los cuales se han detectado 90 personas que encajan en el perfil de ‘vulnerables’.

No obstante, una vez se ponga en marcha este proyecto, se prevé que la cifra sea aún mayor, porque el objetivo es que salgan a la luz los casos que ya existen pero sin que haya constancia de ellos. Cuando sean detectados se les prestará apoyo estable a través de los recursos propios del Ayuntamiento o externos, en función de cuales sean las necesidades.

El alcalde hizo especial hincapié en los casos de personas dependientes y mayores que viven solos o acompañados de otros que también necesitan ayuda, pero no dejó de señalar que el programa está dirigido también a jóvenes y adolescentes, familias, y a todo tipo de patologías sociales.

Los casos de vulnerabilidad que se detecten se pondrán en conocimiento de las UTS (Unidades de Trabajo Social), que se encargarán de hacer una valoración y trasladársela al departamento, servicio o instancia que corresponda. Los responsables del proyecto constituirán una comisión de seguimiento que se reunirá trimestralmente y desde la UTS se celebrarán reuniones trimestrales con los prestadores de servicios, entre los que se encuentra SARquavitae como gestora del servicio de ayuda a domicilio, para concretar actuaciones y valorar la situación de cada caso y poner en marcha los recursos que se precisen.