Noticias


Concluye la I edición de “Un abuelo, un amigo”, iniciativa de Geriatros-SARquavitae para fomentar la amistad entre mayores y niños

“Un Abuelo, un amigo”, iniciativa de Geriatros-SARquavitae, compañía líder en servicios de atención sociosanitaria, ha concluido sus actividades celebradas durante el curso escolar que acaba de cerrarse. La iniciativa ha fomentado las relaciones entre generaciones de personas mayores que viven en las residencias y niños y adolescentes de las escuelas de primeria y secundaria. Diferentes actividades se han desarrollado en los centros residenciales y fuera de ellos con el objetivo de fomentar las relaciones entre diferentes generaciones. Más de 1000 personas de toda la geografía española, entre alumnos y residentes, han participado en esta iniciativa que ha sido muy bien acogida tanto por los profesionales de las residencias, los familiares de los residentes como por parte del profesorado y de los padres de los alumnos que han participado.

Las residencias Geriatros-SARquavitae han puesto en marcha diversas actividades durante este periodo académico, todas ellas, con alumnos de los colegios e institutos próximos.
Todas ellas tenían en común la participación por igual de personas mayores y de niños fomentando las relaciones personales y el intercambio de conocimientos y experiencias.

Entre las más recientes actividades, destacan las protagonizadas en Geriatros-SARquavitae Santa Justa (Sevilla), cuyos residentes han recibido a los niños del Colegio de Nuestra Señora de Andévalo, quienes les han enseñado a “sus abuelos” todas las actividades coreográficas que realizaron en el baile de fin de curso o la de la residencia Arturo Soria (Madrid), que ha apostado por escribir y entregar cartas a los niños del Colegio Santísimo Sacramento para desearles unas felices vacaciones.

Otras actividades destacadas son Geriatros-SARquavitae Berra en San Sebastián y Geriatros-SARquavitae Inmaculada Concepción en Córdoba. En el primer caso, los mayores visitaron a los jóvenes de 3º de ESO de La Anunciata Ikastetxea en donde charlaron de diversos temas como la educación, contrastando las oportunidades de estudio que tuvieron los residentes y la oferta educativa a la que se puede acceder en la actualidad. Por su parte, los residentes de centro cordobés realizaron una recogida de dibujos por los diferentes colegios de la localidad que, posteriormente, expusieron en el centro.

En Geriatros-SARquavitae Cartagena, los mayores recibieron en el centro a los niños del CEIP Atalaya para enseñarles a hacer ganchillo. Posteriormente, mantuvieron encuentros para “vestir” árboles y postes con las piezas elaboradas, tendencia urbana que se conoce como yarn bombing.

El éxito de estos encuentros ha sido tal que en algunos centros incluso tendrán continuidad en el periodo estival como ocurrirá en Geriatros-SARquavitae Ourense. En este caso, los residentes compartirán su tiempo con los niños de un campamento urbano de verano.

El proyecto “Un abuelo, un amigo” desenvuelve una programación periódica de actividades para potenciar el desarrollo del vínculo afectivo entre los abuelos y los niños, es por ello, que la amistad entre ambos colectivos seguirá su curso durante el verano a través del envío de cartas manuscritas, conversaciones por Skype y correos electrónicos. De este modo, los mayores ven favorecida su autoestima porque se sienten útiles al compartir experiencias con los más pequeños. Por su parte, los más jóvenes reciben el enriquecedor caudal de conocimientos acumulado por las generaciones precedentes.

Geriatros-SARquavitae ha puesto en marcha una campaña en las redes sociales para que a través del hashtag #1Abuelo1Amigo residentes y niños puedan contar su experiencia y, de este modo, buscar la participación de personalidades de cada localidad.