Noticias


Carta de agradecimiento dirigida al equipo de SARquavitae Capdepera

Siempre había pensado que las residencias son muy necesarias, es un cuidado continuo y diario de personas que por diferentes motivos no se encuentran muy bien, pero aunque mi abuela tuviera Alzheimer y ya no nos conociese, las residencias no eran un lugar para llevar a mi abuela. Cuando aquella mañana me llamó una chica que se llama Pilar, le hubiese pegado si le hubiese tenido delante. Tenía la sensación que la abandonaba si la dejaba allí. Durante un tiempo he negado aceptar que mi abuela estaba bien cuidada y que todas las auxiliares la trataban lo mejor que podían. 21 meses ha vivido en la Residencia de Sa Font de Sa Cala. Durante este tiempo ha cantado villancicos, comido buñuelos, jugado a petanca, han hecho “coques de trampó”, ha pintado,……. y todo esto acompañado de caricias, sonrisas y un trato inexplicable de todo el personal que trabaja en la Residencia SARquavitae Capdepera, que aunque haya recortes en la atención sanitaria, ellos la han cuidado de manera espectacular. Gracias a Xisca, Ángela, Toni, Marta, Cati, Inés, Pilar, Tomeu, Ana, director, personal de limpieza, de cocina y un largo etcétera por el trato recibido en estos meses y sobre todo en los últimos días.

De todo corazón, familiares de María Picó.