Noticias


Aumenta un 50% la demanda de respiros familiares en los últimos diez años

Los respiros familiares, estancias temporales en residencias de mayores -un fin de semana, una quincena, un mes…- son un recurso que ha visto su demanda aumentada en más de un 50% en los últimos diez años, según datos de Geriatros-SARquavitae, líder en servicios de atención sociosanitaria. Esta modalidad de atención residencial temporal aumenta considerablemente en los periodos vacacionales, como el que ahora arranca con el comienzo del verano.

Los respiros familiares son una vía para que el cuidador principal obtenga el descanso físico y psicológico necesario para evitar el denominado síndrome del cuidador quemado. Aunque este recurso se utiliza durante todo el año ante convalecencias, recuperaciones hospitalarias, viajes imprevistos,… son especialmente requeridos ante la programación de las vacaciones.

Los beneficios que revierte esta modalidad asistencial inciden en el cuidador, que puede tomarse un tiempo de descanso y también en la persona atendida, que recibe en las residencias un servicio profesionalizado e individualizado, ajustado a sus necesidades y requerimientos.

Las personas que disfrutan del respiro familiar disponen de todos los servicios sociosanitarios ofertados por los centros, tales como asistencia y seguimiento médico durante todo el día, programas de rehabilitación, terapias ocupacionales o animación sociocultural. Además, los centros ofrecen servicios de hotelling orientados a conseguir el máximo confort de los residentes. El familiar o cuidador recibe información constante y detallada sobre el día a día y la adaptación de la persona atendida. La edad media de usuarios del servicio denominado “Respiro Familiar” es de 82 años, y el tiempo promedio de estancia es de quince a treinta días en verano y de dos a cuatro días durante el resto del año.