Noticias


Acuerdo estratégico de colaboración entre SARquavitae y Telefónica para la mejora de la calidad de la atención a las personas con dependencia y el desarrollo de la telemedicina.

sar_07

SARquavitae y Telefónica han firmado un convenio estratégico en el que se contemplan diferentes acciones con el fin de mejorar la calidad de los servicios de atención a las personas dependientes, poniendo especial énfasis en el servicio de teleasistencia y en proyectos de telemedicina. Esta colaboración estratégica también recoge diferentes acciones de responsabilidad social corporativa para los trabajadores de ambas empresas, que en total suman 60.000 personas.

El acuerdo tendrá una duración mínima de 3 años y plantea la gestión por parte de la operadora de telecomunicaciones del software de la plataforma de Teleasistencia de SARquavitae y proyectos conjuntos de telemedicina, así como otras mejoras en los canales externos e internos de comunicación que potencien el resto de servicios de la compañía.

Aprovechando los conocimientos tecnológicos de Telefónica y la experiencia en el ámbito asistencial sociosanitario de SARquavitae, este acuerdo estratégico prevé desarrollar conjuntamente proyectos de telemedicina con el objetivo de acercar las consultas y el seguimiento médico de enfermos en su propia casa, especialmente para aquellas personas que sufren una patología crónica.

Además, promoverá entre el colectivo de profesionales de Telefónica recursos asistenciales que comprenden desde la atención residencial de alta especialización como las unidades de Alzheimer, convalecencias o cuidados paliativos, hasta la atención social y sanitaria a domicilio, así como la propia teleasistencia.

El servicio de Teleasistencia de SARquavitae es un servicio preventivo de asistencia domiciliaria inmediata y permanente, que permite ofrecer seguridad a 26.500 personas diariamente en su propio hogar. Funciona de una manera muy sencilla para facilitar su uso a las personas mayores y/o con discapacidad, especialmente las que viven solas en el hogar. Cuando una persona tiene una necesidad, pulsa el botón de su colgante o pulsera desde cualquier lugar de su hogar e, inmediatamente, un profesional le escucha gracias al sistema de manos libres y moviliza todos los recursos que necesite.