10-10-2017



Publicado el 10 octubre, 2017 - 10:48h

Las terapias y actividades cognitivas son las herramientas utilizadas en nuestro centro para mantener y potenciar las capacidades residuales y fomentar la independencia durante el mayor tiempo posible. Para su correcta implantación, desarrollo y eficacia, éstas deben ser individualizadas y adaptadas a cada sujeto en base a su historia personal, muy importante para que el profesional pueda actuar efectivamente en el abordaje y se pueden intervenir correctamente. Una vez conocidas las especificidades de los usuarios, se plantean también actividades de índole grupal, donde se desarrollan otros aspectos psico-sociales. Os dejamos algunas fotografías de nuestro trabajo en nuestro salón de media dependencia.

 

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos