28 de Enero



Publicado el 28 enero, 2015 - 10:18h

CIMG0419 (2) CIMG0422 (2) CIMG0424 (2)

 

Hoy queremos presentaros una de las terapias más demandadas por nuestros residentes, por los buenos resultados que obtienen al realizar dicho tratamiento y por la autonomía e independencia que consiguen al lograr volver a caminar solos. Se trata del tratamiento rehabilitador de reentrenamiento de la deambulación.

Normalmente tras un largo periodo de inmovilidad, sea cual sea el motivo de la misma, perdemos un gran porcentaje de masa muscular principalmente en ambos miembros inferiores, lo cual dificulta la realización de tareas que anteriormente no costaba ningún esfuerzo realizarlas: ponernos en pie, caminar o sostenernos en pie mientras realizamos tareas básicas de nuestra vida diaria.

Por lo tanto, en primer lugar centramos el tratamiento en el fortalecimiento muscular de los miembros inferiores ya que tienen que soportar todo el peso de nuestro cuerpo, ayudarnos a ponernos de pie y también es imprescindible para una buena ejecución de cada etapa del proceso de la marcha. Una vez hemos conseguido aumentar el tono muscular en ambos miembros inferiores en las espalderas, pasamos a las barras paralelas donde poco a poco iremos reentrenando la realización de la marcha y mejorando nuestra forma física, prestando especial atención a la higiene postural durante la misma y a las transferencias de sedestación a bipedestación y viceversa, cosa que también debemos reforzar para evitar las caídas.

Cuando consideramos que el residente ya presenta una buena forma física y soltura para realizar la deambulación de forma autónoma, vamos adaptando las diferentes ayudas técnicas para la deambulación dependiendo de sus necesidades: andador o bastones.

 

Nada es fácil, nada se regala en este mundo, todo tiene que aprenderse con mucho esfuerzo.” Anónimo

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos