28/9/2017



Publicado el 02 octubre, 2017 - 15:58h

MANUVICTORIAMANUELJOSEFA

Esta semana pasada recibimos la visita de Mimo.

Mimo es un perro que fue adoptado de una protectora por Jessica, su guía. Su dócil carácter y amor incondicional han cautivado el corazón de nuestros residentes.

La terapia asistida con perros aporta grandes beneficios a nuestros residentes que mediante el juego y las caricias, trabajan la relajación, disminuyen el estrés y ejercitan la motricidad. Nuestras caras de felicidad lo expresan todo.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos