26 de Mayo del 2017



Publicado el 26 mayo, 2017 - 16:28h

En el día de hoy, hemos comenzado con un programa de Terapia Asistida con Animales, una intervención diseñada para mejorar el funcionamiento cognitivo, físico y emocional de las personas, que aporta beneficios avalados científicamente.

Nuestra herramienta de trabajo es Otto, un perro Golder Retriever adiestrado para la actividad, que actúa como mediador social (favoreciendo la comunicación) y como facilitador emocional (fomentando la expresión de emociones). Pero también nos ayuda a estimular diversas capacidades cognitivas y mejorar la psicomotricidad. En definitiva, la finalidad de esta intervención es rescatar a la persona de su aislamiento recurriendo al contacto físico, los sentimientos, las sensaciones y la comunicación no verbal.

Durante esta primera sesión, los participantes han respondido de manera muy favorable y la presencia del animal les trajo a la memoria recuerdos olvidados de su infancia, además de promover las relaciones personales y la integración en el grupo.

Ya estamos esperando una nueva visita de Otto!!!!

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos