24/08/2016



Publicado el 25 agosto, 2016 - 07:35h

Continuando con el ciclo “Aprendiendo a relajarse”, en la sesión de esta semana, además de recordar la importancia de una adecuada respiración abdominal, hemos centrado la atención en la realización de ejercicios encaminados a relajar manos, antebrazos y brazos, con la finalidad de identificar la diferencia de sensaciones entre un estado de tensión y otro de relajación que nosotros mismos provocamos con nuestras sensaciones corporales. Para finalizar la sesión, es importante intercambiar impresiones y proporcionar el feedback necesario para que el trabajo realizado sea de utilidad en el día a día y  ante situaciones que elevan nuestro nivel de ansiedad. Nos vemos en la próxima!!

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos