20 de julio de 2016



Publicado el 22 julio, 2016 - 13:56h

Como lo prometido es deuda, este miércoles fuimos de nuevo a El Sardinero en donde tanto apetece estar en periodos estivales. Aprovechamos el día que menos calor ha hecho de estos tórridos días del mes de julio en Santander para estar a gusto a la brisa del Cantábrico.

Por supuesto, paramos para almorzar en una cafetería a pie de la Segunda Playa del Sardinero y luego seguir un poco el paseo para bajar la comida por el paseo marítimo alrededor de las playas. Nos encantó ver el ambiente que hay siempre por estas fechas, y es que como dice la canción… “Un paseo por El Sardinero, no hay igual en el mundo enterooo”.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos