15 de Noviembre



Publicado el 15 noviembre, 2016 - 13:38h

Muy buenas a todos!! Mi nombre es Encarnación de los Dolores pero podéis llamarme Encarna. Son ya los 85 años que tengo, nacida un 4 de marzo en Cádiz.

La novena de 11 hermanos, así que imaginaros que jaleo en casa. Recuerdo aquella mesa grande y redonda donde nos sentábamos a comer, que hasta cuatro dormíamos en una cama y el trabajo que tenía mi madre remendando, que de dos calcetines rotos nos sacaba unos nuevos!.

De pequeña, mientras que  los padres trabajaban, íbamos a casa de una señorita, muy parecida a una guardería. Cada mañana acudíamos con una sillita al hombro para sentarnos, ya que ni mesa y silla había, y una peseta las clases que valían. Una señorita muy buena, que nos leía cuentos, nos daba galletas y hasta la radio nos dejaba escuchar.

Con 10 años tuve mi primer trabajo, ¡que falta me hacía! A casa de un capitán de la Marina iba, a cuidar a sus 3 hijos. Desde bien temprano para llevarlos al colegio, continuar lavando sus ropas de rodillas en un lebrillo, fregar los platos subida en un banquito de madera porque no llegaba y planchar todas las tardes.

En casa del capitán estuve bastantes años, hasta el día que vinieron los alemanes buscando gente sana para trabajar en su ciudad. Allí que me presenté, sin decirles nada a mis padres, porque ellos no querían que me fuera, pero yo necesitaba dinero, trabajar y ganarlo bien. Finalmente, tras unas pruebas en el “hospital” los Olivillos, y comprobar que era verdad lo sana que estaba, me eligieron y hacia Alemania viajé. Primero formándome en un colegio, y cuando ya estaba lista, comencé a trabajar en una fábrica de telescopios.

En Alemania estaba muy contenta, lo peor que llevaba era el idioma, ¡No los entendía! Me acuerdo que para ir a comprar usábamos la mímica; ¡que risas para comprar huevos!!

Después de muchos años, con buenos ahorros pero ya cansada de aquella gran ciudad, decidí volver a España, y en el Sindicato me coloqué, donde ya me jubilé.

He trabajado mucho, así que ahora me toca descansar y disfrutar de la familia, a la que aprovecho y le mando muchos muchos besos.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos