Publicado el 22 junio, 2016 - 14:39h

Isabel es una señora que vino a nuestro centro hace unos meses.

Al principio le costó un poco adaptarse, ya que venía de una experiencia no muy grata en otro centro anterior donde había padecido un episodio que terminó en varias semanas de ingreso hospitalario tras unas complicaciones. Este hecho le creó ciertas reticencias que  truncaban en cierta medida su periodo de adaptación, no obstante lo superó satisfactoriamente.

Nuestra residente llegó en situación de encamada y gracias a su esfuerzo y tesón hemos conseguido que a día de hoy sea capaz de hacer sus desplazamientos haciendo uso de un andador, siendo cada vez más autónoma en su día a día.

Esta publicación nos gustaría que fuera un homenaje a una persona que tiene toda nuestra admiración y que pensamos que en estos tiempos que corren donde  existe tanta tendencia al sedentarismo, incluso a la desidia, es un espejo donde mirarse y ejemplo tangible de superación y de ganas de vivir.

A ti Isabel, por tus ganas, por tu esfuerzo, por tu valentía,  porque te queremos y  porque te lo mereces.

Gracias de corazón por esta lección de vida.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos