Publicado el 09 septiembre, 2016 - 11:24h

Ingredientes

-3 pimientos choriceros secos de ristra

-2 capellàns (si no se dispone de capellàns, se puede sustituir por migas de bacalao sin desalar)

-1 cabeza de ajos secos

-Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Pasamos todos los ingredientes, uno por uno, por la llama de fuego. Si hay posibilidad de leña, sobre las brasas. Si solamente disponemos de una cocina de gas, tostamos los ingredientes sobre la llama viva, hasta que estén hechos, pero sin quemarlos. Hay que tener en cuenta que los pimientos secos tienen muy poca carne y que además se queman con muchísima facilidad. Por tanto, hay que pasarlos bastante rápido por la llama, a fin de que se tuesten sin carbonizarse. Deben quedar negritos por la parte de la piel pero rojos por dentro. Una vez tostados todos los ingredientes a brasa o llama, esperamos que se enfríen. Pelamos entonces los ajos y los picamos. Abrimos los pimientos y quitamos pezón y pepitas. Troceamos de manera que quede un tamaño muy menudo. Por último desmigamos el capellà, desechando las espinas y la cabeza (hacedlo muy pequeñito y si son migas de bacalao, igual). Mezclamos todo en un bol y cubrimos con un buen aceite de oliva crudo. Serviremos acompañado de pan.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos