Publicado el 29 mayo, 2017 - 07:36h

Durante los meses de abril y mayo, la alumna en prácticas de Trabajo Social, Aitana López, ha llevado a cabo su proyecto para promover las relaciones intergeneracionales entre los residentes y sus familiares.

En las sesiones programadas para este objetivo, se han realizado actividades de relajación, risoterapia, manualidades y estimulación cognitiva.

Las relaciones intergeneracionales presentan múltiples beneficios, en el caso particular de las personas mayores se han encontrado beneficios a nivel emocional, dado que se ha constatado que su participación en programas intergeneracionales produce cambios positivos en su estado de ánimo. A nivel cognitivo y social porque mediante el intercambio de experiencias y vivencias se refuerza la memoria, el lenguaje y otras capacidades cognitivas, así como disminuye el aislamiento social y favorece la reintegración de las personas mayores en la familia.

A nivel físico y sensorial, se ha constatado una mejora en su movilidad y un desarrollo de las capacidades perceptivas.

IMG_8790IMG_8805IMG_8803IMG_8796

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos