13 de diciembre de 2016



Publicado el 14 diciembre, 2016 - 15:58h

¡Hola amigos de SARquavitae Stella Maris!

Antes de empezar las navidades hemos tenido uno de los eventos más importantes del año, nuestra fiesta aniversario, en concreto el decimosexto de nuestro centro residencial.

Iniciamos los acontecimientos desde por la mañana con una gran sesión colectiva de taichí, pero el plato fuerte vino por la tarde.

Como en los grandes acontecimientos que se precien, se hizo una de las cosas que siempre agradan a todos, ¡el comer! Y como lo que tocaba en la tarde era la merienda, se realizó el IV Concurso de Repostería Stella Maris entre personal trabajador del centro así como de familiares de residentes. El jurado para catar y valorar los postres traídos a concurso estuvo integrado por un representante de los trabajadores, un representante de los residentes y un representante de los familiares, cuidadores o amigos de residentes. Todos los postres estaban buenísimos, pero entre todos ganaron tres de ellos: al mejor sabor, a la idea más original y a la mejor presentación, los cuales recibieron como premio una cesta de navidad. Pero no solo el jurado se puso las botas, sino todos los asistentes, ya que había postres en abundancia y además se trajeron más merienda con saladitos, bebidas etc.

Aprovechamos también la tarde para premiar a los trabajadores que ganaron una actitud en cada uno de estos doce meses, actividad que se realizó a lo largo de este 2016 dentro del otro aniversario que este año celebramos, el de los 25 años de SARquavitae, 25 años de emociones. Para ello recordamos las fotos con las que resultaron ganadores, expuestas en un gran panel y alabando su reconocimiento.

Tras la merienda vino otro acto esperado de la tarde, la actuación del Coro Stella Maris, con canciones variadas de su repertorio, montañesas y tras ello vino un popurrí de villancicos que cantaron al unísono de todo el público asistente y se arrancaron… ¡hasta con unas sevillanas!

Una fiesta como la ocasión se merece y celebrada por todo lo alto.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos