10/02/2015



Publicado el 13 febrero, 2015 - 12:33h

Carnavaaalll carnavallll!!!

Al son de esta música comenzaban nuestros carnavales el martes día 10 de Febrero de 2015.

Un año más la residencia SARquavitae de Bilbao quiso festejar este evento por todo lo alto.

Animación, espectáculos, bailes, música, desfile,…un día plagado de sorpresas que comenzó así,…

Qué mejor que comenzar la mañana con un desfile, luciendo nuestros trajes confeccionados a mano, uno a uno, cada cual con su estilo y elegancia, luciéndolo por toda la pasarela.

Caminamos, saludamos a nuestro fantástico jurado, y volvemos a caminar de manera elegante hasta  el final del altillo.

Luego ponemos a prueba la resistencia de nuestros trajes y nuestro cuerpo con un gran baile: agarrados, sueltos, en trio, en fila haciendo la conga,… ¡cualquier excusa es buena para mover el esqueleto!.

Y como colofón final a la mañana, una entrega de premios y aplausos para todos/as por nuestro esfuerzo previo en la confección de los disfraces y nuestro entusiasmo y ganas en la fiesta.

Pero el día no acababa ahí.

Algo físicamente más tranquilo, pero emocionalmente más intenso, nos esperaba la tarde.

Un coro muy especial llegaba hasta nuestra residencia. Se trataba del Coro de la Once, compuesto por unas 30 personas, hombre y mujeres, que  nos demostraban que a pesar de las adversidades que te plantea la vida a veces, a pesar de las dificultades de visión, a pesar de los problemas, con fuerza de voluntad, entusiasmo, ganas y alegría, cualquier reto es posible.

Un Coro plagado de alegría y letras felices que nos inspiraban a todos como ejemplo para luchar por las cosas que merecen la pena.

Una tarde llena de emociones, cánticos y palmas que no dejaron indiferente a nadie.

Como conclusión, un día repleto de magia y alegría y fiesta.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos