14 Junio 2016



Publicado el 14 junio, 2016 - 12:15h

El verano pasado compartíamos con vosotros en nuestro blog un post especial sobre seguridad en el agua para disfrutar de los momentos de playa y piscina (puedes volver a recuperar el post aquí). Y en esta ocasión, desde el Servicio de Teleasistencia de SARquavitae queremos continuar cuidándote y por eso te recordamos de la importancia de cuidar nuestra piel. Los datos que nos facilita la Fundación Piel Sana, nos indica que cada año se diagnostican 4.000 nuevos casos de melanoma en España.

Estos días, cuando el sol ya empieza a apretar, son varias las iniciativas que profesionales del ámbito sanitario ponen en marcha para concienciar a la población. Nos paramos en la que el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona i el Hospital Clínic de Barcelona han puesto en marcha bajo el eslogan “para no dejarte la piel”. Compartimos contigo algunos de los consejos preventivos que los especialistas nos hacen llegar:

1.- Protegerse del sol: Al aire libre:

  • Importante protegerse de todas las radiaciones solares.
  • Las nubes dejan pasar los rayos UV.
  • El agua, la nieve, la tierra y la hierba reflejan las radiaciones.
  • Evitar siempre las quemaduras solares.
  • No exponerse al sol entre las 12h y las 16 horas, especialmente en los meses de más insolación.
  • Utilizar sombreros, gafas de sol y ropa seca.
  • Durante todo el año utilizar protectores solares, especialmente en cara, nariz, labios, orejas, cabeza, manos y brazos.
  • El agua en la piel provoca el efecto lupa incrementando el riesgo de quemaduras solares. Ponerse ropa mojada no protege al dejar pasar los rayos UV. Para evitar el efecto lupa hay que secarse después de cada baño, volviendo a aplicar protector solar que puede haberse eliminado por la toalla.

2.- Hidratarse para restaurar la piel:

  • La piel recupera su bienestar si la cuidamos después de la exposición al sol. Aplicando cremas y lociones refrescantes y calmantes, que permitan reparar e hidratarla.
  • El agua que se pierde con la exposición al sol se tiene que recuperar. Es importante beber agua aunque no se tenga sed y ofrecerla a niños y personas mayores. Llevar a cabo una dieta variada con abundante fruta y verdura ayuda.

Conocer el fototipos de piel de cada persona nos permite escoger correctamente el protector solar. Consulta a tu médico o farmacéutico. ¡Ellos son los expertos! No dejemos en manos de inexpertos nuestra salud.

Fuente de imagen: http://salud.facilisimo.com/tomar-el-sol-es-beneficioso-y-peligroso-tambien_867717.html

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos