2 de Febrero



Publicado el 02 febrero, 2015 - 17:32h

                                                                                               El poder de una sonrisa

 

Se ha hablado muchas veces de la soledad, de la tristeza, de las depresiones…. de las personas mayores. Cuantas veces los vemos mirando al infinito en silencio inundado en sus pensamientos y a veces nos preguntamos ¿Qué estará pensando?

Nos preocupamos de buscar la mejor solución para esta depresión, el tratar sus miedos y su soledad; pero hay algo que no cuesta nada y que hace mucho bien, y eso es el poder de una sonrisa.

Nuestro trabajo es maravilloso, pero lo mejor no es lo que aportas y si no lo que nosotros podemos recibir. ¿Y que mejor que ofrecer una sonrisa e irnos con la gratificación de haber regalado eso?

La sonrisa relaja nuestros rostros y hace que los mayores nos miren de manera diferente. Hace que les recordemos lo hermosa que es la vida, lo que la vida nos ha regalado y… sobre todo… el que encontramos satisfacción con nuestro trabajo, satisfacción en cuidarlos.

Saber que lo que hacemos lo hacemos con agrado, porque nos gusta, porque nos llena, es el regalo que toda persona debería recibir cada día.

Una sonrisa invita a eso, a recordarnos todo lo bueno que tiene la vida y lo orgullosos que nos sentimos de cuidar.

¡No dejemos nunca de sonreír! ¡No dejemos nunca de sentir satisfacción por cuidar!

 

Nieves Campos Sánchez

Coordinadora de Enfermeria SARquavitae Santa Justa

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos