6 de Octubre de 2014



Publicado el 07 octubre, 2014 - 12:25h

“Dígaselo con flores”, decía un anuncio publicitario hace unos años.

Las flores han estado presentes a lo largo de la historia; por ejemplo, la antigua Grecia y Roma, o Hawaii, donde te reciben con un collar de flores, o el ikebana japonés, a través del cual se pueden llegar a conocer los acontecimientos de una familia.

Regalar flores, transmite sentimientos. Desde lo más elemental, como es dar la bienvenida, hasta “felicitarte por un buen trabajo”.

La pasada semana la familia de la ex residente Maria Luisa Sáenz quiso agradecer el buen trabajo de todo el equipo de profesionales del centro SARquavitae Costa d´en Blanes que han cuidado de su madre día a día, regalando ramos de flores para el personal de varios departamentos del centro: enfermería, limpieza y recepción.

A pesar de que las flores son perecederas, todo el personal del centro se llevará el recuerdo y por mucho tiempo permanecerá en su memoria esta muestra de gratitud por la tarea bien hecha.

Vaya nuestra felicitación.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos