14 de Noviembre



Publicado el 14 noviembre, 2016 - 10:24h

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

Su propósito es dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a la enfermedad. El Día Mundial de la Diabetes nos recuerda que la incidencia de esta grave afección se halla en aumento y continuará esta tendencia a no ser que emprendamos acciones desde ahora para prevenir este enorme crecimiento.

Un número cada vez mayor de personas tiene diabetes en todo el mundo. Esto se debe en gran parte al aumento de los niveles de sobrepeso, la obesidad y la inactividad física, incluso entre los niños.

Los síntomas de la diabetes incluyen sed, hambre, pérdida de peso, cansancio y visión borrosa. Sin embargo, muchas personas diabéticas no muestran síntomas.

Recomendaciones de la OMS:

1-      COME SANO

Una dieta sana rica en frutas y verduras y pobre en azúcar y grasas saturadas puede ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2 y también ayudar a controlar la diabetes de tipo 1 y 2.

2-      MANTENTE ACTIVO

La actividad física – al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada casi todos los días – puede ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2 y sus complicaciones y ayudar a controlar mejor la diabetes de tipo 1 y 2.

3-      SIGUE LOS CONSEJOS MEDICOS

Existen formas distintas de tratar la diabetes y controlar la glucemia, como la dieta sana, la actividad física, tomar los medicamentos recetados, controlar la tensión sanguínea y evitar el tabaco. Las personas diabéticas pueden vivir bien si siguen un plan de tratamiento desarrollado junto con un profesional de la salud.

Así lo demuestran muchos deportistas de élite, aquí van varios ejemplos:

El atleta paralímpico español David Casinos, que convive desde hace más de cuarenta años con una diabetes que le produjo ceguera, pero que no le ha impedido ganar cinco medallas en los Juegos Paralímpicos, afirmó que esta enfermedad es su “dulce compañera”.

Futbolistas como Moha (Osasuna y Girona entre otros), Gary Mabbutt (Tottenham) y Maradona (diabetes tipo 2), el nadador Gary Hall, el tenista Arthur Ashe, el boxeador Joe Frazier, el alpinista Iosu Feijoo, el jugador de baloncesto Adam Morrison, el triatleta Fernando Herrera o el karateka Felipe Hita, entre otros.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos