02 de Octubre de 2017



Publicado el 02 octubre, 2017 - 13:12h

El día 1 de Octubre se conmemoró el Día Internacional de las Personas de Edad. Una fecha que esperamos sirva para reflexionar sobre las necesidades de las personas mayores, ayude a profundizar en esa responsabilidad compartida y promueva la idea de que “todos debemos aportar nuestro esfuerzo”.

Una de las asignaturas pendientes de nuestra sociedad es cambiar la imagen del envejecimiento, paso indispensable para que tanto las personas que entran en esa fase vital como la sociedad en general modifiquen sus actitudes ante los adultos mayores. Para ello, es fundamental fomentar tanto en la familia como en la sociedad, una cultura de aprecio a la vejez. Esto nos permitirá lograr un trato digno, favorecer su revalorización y su plena integración social, así como procurar una mayor sensibilidad, conciencia social, respeto, solidaridad y convivencia entre las generaciones con el fin de evitar toda forma de discriminación y olvido. También se debe promover y difundir en las actuales y nuevas generaciones, una cultura de protección, comprensión, cariño y respeto a las personas adultas mayores en un clima de interrelación generacional. Y por supuesto, tener siempre en cuenta las necesidades o dificultades específicas de todos aquellos que no cuentan con toda la capacidad, autonomía o habilidad física, psíquica o sensorial que se suponen habituales.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos