Miércoles 10 de Diciembre



Publicado el 10 diciembre, 2014 - 21:32h

 

En la búsqueda activa de la mejora de la alimentación para nuestros residentes con problemas de masticación, SARquavitae está implantando en los centros un novedoso sistema de trabajo con el que quiere dar un paso más en el cuidado de la alimentación de las personas, ofreciendo los platos tradicionales de nuestro menú basal y considerados de difícil masticación en diferentes texturas, idóneas para todos los residentes que presentan incidencias a la hora de su nutrición diaria.

Los menús texturizados están indicados para todas las personas que requieran una dieta triturada con problemas de disfagia a consecuencia de diferentes tipos de enfermedades como son las neurológicas.

El grado de satisfacción de los residentes en los centros ya implantado, ha sido muy satisfactorio, se recuperan los sabores olvidados y se gana en una mejor nutrición.

Dicha transformación de textura dura a textura blanda se realiza sin disminuir el valor nutricional, sin diluir o modificar el sabor y sin aumentar el tamaño de la ración, efectos inevitables y negativos de la transformación de los platos de consistencia dura a textura túrmix con los terminados clásicos.

Permite transmitir la sensibilización en el área de las disfunciones alimentarias, plasmándolos en platos más elaborados y con presentaciones gastronómicas, consiguiendo unos platos apetecibles y trabajados, intentando alejarse de los tradicionales purés que se convierten en platos con una imagen repetitiva y que llegan a cansar a las personas que están obligadas a degustar este tipo de alimentación, consiguiendo un mayor control en la cantidad que deben tomar.  Con este trabajo se controla que el aporte nutricional sea el correcto, y que su ingesta no resulte larga ni aburrida.

Este proyecto, permite también, transformar un mayor número de platos tradicionales en una textura puré homogéneo con la mínima adición de líquido y sin necesidad de la utilización de la tradicional herramienta de cocina “colador o chino”. Con lo que se consigue una mayor variedad de purés nutricionalmente similares a los platos sólidos, manteniendo el mismo sabor y sin aumentar el volumen del plato.

¿C0mo se realizan?

Mediante el texturizado (Blixer).

Se emplean los mismos ingredientes que en la dieta basal; verduras, pastas, arroces, pollo, carnes, pescados, ensaladas, totilla de patata, postres, así como los mismos gramajes de las fichas de elaboración de platos.

Diferencias entre el túrmix convencional y el texturizado.

En la composición nutricional de los platos texturizados, frente al túrmix convencional, encontramos una clara mejoría en estos parámetros:

- Nivel energético, los platos texturizados duplican como mínimo el aporte de calorías frente a los proporcionadas por el túrmix convencional.

- El nivel de proteínas se aumenta porque se parte de una cantidad mayor de alimento.

- Hidratos de Carbono, el aporte es de dos veces mayor en los platos texturizado que en el “túrmix Convencional”.

- Lípidos, también es mayor en los platos texturizados, consiguiendo un aumento en el aporte de vitaminas liposolubles (A;D;E)

- Minerales, una mejora notable en el aporte de calcio , se duplica el aporte de Zinc y se triplica el de hierro

Todas estas mejoras favorecen la prevención y/o mejora de anemias, osteoporosis o ulceras de presión tan comunes en personas de edad avanzada.

Para que tanto residentes como familiares, profesionales e invitados pudiesen conocer el nuevo procedimiento, se les invitó a asistir a la degustación de alimentos texturizados mediante el siguiente menú:

-  BACALAO A LA VIZCAINA.

- PITU CALEYA Y TEXTURA DE ENSALADA MIXTA

- MOUSSE DE CHOCOLATE.

- COCTAIL DE FRUTAS.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos