Publicado el 19 septiembre, 2016 - 11:52h

Cuidar en casa de una persona que tiene Alzheimer es una tarea difícil. Cada día trae nuevos desafíos a causa de la complejidad de la enfermedad. Las personas que proporcionan cuidados frecuentemente, tienen ellas mismas mayor riesgo de desarrollar depresión y otras enfermedades, sobre todo si no reciben el apoyo adecuado de la familia, de los amigos y de la comunidad.

En el siguiente artículo podemos ver un ejemplo de una cuidadora, Consuelo Jiménez, quien ha renunciado a su vida para regalársela a su madre. “Renuncié a mí misma. Me olvidé de todo, me abandoné, me aísle”, explica Consuelo.

Otro ejemplo nos lo pone Beni Piedrabuena, quien cuidó a su marido, víctima de la enfermedad, y ahora lo hace con su hija Mari, de 55 años (para saber más sobre la historia de Beni haz click aquí).

 

alz1

 

 

FUENTES

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/renuncie-misma-abandone-aisle-5383562 http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/mama-tengo-alzheimer-quiero-despedirme-5383960 https://www.nia.nih.gov/espanol/publicaciones/guia-quienes-cuidan-personas-alzheimer

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos