16 Junio 2016



Publicado el 16 junio, 2016 - 11:05h

Hoy desde el blog del Servicio de Teleasistencia de SARquavitae queremos hablarte sobre un pequeño insecto volador que como objetivo tiene, ¡chuparnos la sangre! L El mosquito tigre es una especie invasora procedente de Asia. De tamaño pequeño, de color negro a rallas blancas y actúa en un radio pequeño, unos 400m del lugar de cría. Principal beneficio de evitar que se reproduzca en nuestra casa es minimizar el riesgo de su ataque.

Los machos no pican. Las hembras sí y se alimentan de nuestra sangre. Depositan los huevos en la pared interna de recipientes que contienen o pueden contener pequeñas cantidades de agua.

Vive durante la época de calor, aproximadamente de abril a noviembre. Prefiere las zonas ombrívolas y especialmente activo en horas diurnas dificultando su identificación debido a su vuelo ágil y bajo, motivo por el que la mayor parte de picaduras se reciben en pies, tobillos y piernas.

Su picada no se diferencia de la del resto de mosquitos. Aunque sí acostumbran a ser más insistentes y agresivas. Nuestra reacción puede ser fuerte y molesta ya que nuestro organismo no está habituado a la saliva que nos inyecta. Para tratar las picadas de mosquito tigre podemos aplicar los remedios tradicionales: amoniaco, vinagre, pomadas específicas…enfriar la zona también nos ayuda aliviar el escozor. Si la reacción persiste y/o es muy fuerte, es conveniente acudir a los servicios de urgencias médicas.

Desde el año 2008 diversas administraciones públicas están trabajando intensamente para reducir la reproducción del mosquito tigre que tiene una importante representación en todo el litoral Mediterráneo, especialmente en Región de Murcia, costa de la comunidad valenciana, costa catalana y la isla de Mallorca.

En el mapa podemos ver donde hay mayor presencia de mosquito tigre

Las autoridades de salud pública nos hacen llegar una serie de consejos y a la vez piden la colaboración ciudadana para así evitar la reproducción del mosquito tigre. Por favor, ¡dales un vistazo!

Y recuerda, si podemos evitarlo…en esta ocasión, más vale prevenir que tener que rascarnos las incómodas picadas.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos