18 Julio 2016



Publicado el 18 julio, 2016 - 16:11h

Después de unos días en los que los termómetros nos han dejado dormir un poco mejor, hemos empezado esta semana con las temperaturas bien altas y con la previsión de que continúen subiendo, como mínimo hasta el jueves, día en el que parece ser que tocarán techo y dará pie a un ligero descenso.

Estos días intensos de calor con las temperaturas por las nubes podrá ser o no catalogada como ola de calor, pero aun así debemos de estar atentos porque ¡muchos termómetros pueden superar los 40 grados!

En el Servicio de Teleasistencia de SARquavitae tenemos un protocolo específico para hacer frente a los efectos de las altas temperaturas del verano. Lo activamos de forma normalizada cada 1 de junio y estará activo hasta el 15 de septiembre. Gracias al protocolo cada profesional que formamos parte del Servicio de Teleasistencia sabemos cómo hemos de proceder y especialmente como trasladar mensajes a las personas usuarias. Nuestro trabajo es actuar para minimizar los riesgos y así garantizar una mejor calidad de vida de todas las personas a las que atendemos. Pero tenemos claro que el mensaje es muy importante, por eso siempre trabajamos para avisar e informar, sin provocar alarma y/o pánico que puede tener efectos perjudiciales.

Ya sabemos que seguro has escuchado, leído, visto por las redes sociales, ….los consejos, pero si no te importa, ¿los repasamos juntos?

Protegernos del sol y el calor. Mantenernos hidratados y frescos. En casa, controlemos la temperatura:

  1. Durante las horas de sol cerrar las persianas y ventanas donde toca directamente.
  2. Abrir las ventanas de noche, para así refrescar.
  3. Permanecer en las espacios más frescos de casa.
  4. Utiliza algún sistema de climatización para refrescarte tú y el ambiente y casa (ventilador y/o aire acondicionado). Si no tienes en casa, valora poder pasar las horas de más calor en un sitio público donde sí tengan: biblioteca, hogar del jubilado, cine, …).
  5. Refréscate con frecuencia dándote una ducha, así como con toallas húmedas.

En la calle, evita el sol directo:

  1. Utiliza una gorra o sombrero, gafas de sol y protector solar.
  2. Utiliza ropa ligera (preferiblemente de algodón), de colores claros y que no sea ajustada.
  3. Procura caminar por la sombra.
  4. Cuando salgas de casa intenta llevar contigo una botella pequeña de agua y ves bebiendo con frecuencia a pequeños sorbos.

Si todavía conduces, es importante evites hacerlo a las horas de más calor y recuerda, nunca dejes a los nietos o alguna otra persona encerrada en el coche mientras vas a hacer un recado, por corto que pueda ser.

Bebe frecuentemente y con abundancia líquidos y vigila con la alimentación. Y en casa o en la calle, recuerda, aprieta el botón rojo de tu teleasistencia y estaremos preparados para atenderte en cada situación.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos