08/09/2016



Publicado el 08 septiembre, 2016 - 14:51h

Continuando con el ciclo “Aprendiendo a relajarse”, durante la sesión de este mes, hemos vuelto a incidir en la importancia de la respiración para la obtención de un estado de calma y bienestar durante nuestro día a día. De nuevo, se ha hecho hincapié en la diferencia entre las sensaciones físicas que acarrea un estado de nerviosismo y ansiedad y las sensaciones opuestas que trae consigo un estado de calma y tranquilidad. Como de costumbre, al final de la sesión, se ha reservado un espacio en el que hemos podido contar y compartir con el resto de compañeros,  las experiencias y sensaciones de cada uno durante la sesión, así como la facilidad o dificultad para llegar a un estado de relajación y sosiego. ¡Nos vemos en la próxima!

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos